Big Data ¿amenaza u oportunidad?

data

Estamos asistiendo a una explosión de la cantidad de datos que nos llegan, almacenamos, procesamos, etc. A nivel usuario todos somos conscientes de que la memoria de nuestros dispositivos cada vez se llena más rápidamente, cada vez almacenamos datos menos estructurados y los datos en sí cada vez ocupan más espacio y requieren de aplicaciones más potentes para poder ser tratados.

Si esto lo llevamos al ámbito de las organizaciones empezamos a ser conscientes de que dimensionar y planificar los recursos necesarios para almacenar y gestionar toda esa información es un verdadero dolor de cabeza y una de las principales preocupaciones de los responsables de TI.

Cuando hablamos de Big Data hablamos de un conjunto de datos cuyo tamaño dificulta, y hasta imposibilita, que las aplicaciones tradicionales de bases de datos sean capaces de capturar, almacenar, buscar, compartir, integrar, gestionar y analizar esos datos.

La tecnología y su uso cada vez se encuentran más incorporados en nuestro estilo de vida, cada vez va a tener un papel más relevante en la sociedad (eAdministración, eSalud, eEducación, etc.) y ninguno de nosotros queremos prescindir de ella (compra por internet, reservas de viajes, etc). Por lo que el volumen de datos no va a parar de crecer sino que cada vez lo va a hacer a mayor velocidad y con mayor diversidad de formatos.

Dicho así parece que nos encontramos ante un problema que crecerá en el futuro. Pero toda moneda tiene dos caras y Big Data no es una excepción. Estos volúmenes de datos son muy valiosos si se les sabe dar un buen uso. Imaginaos la cantidad de información que contienen y el conocimiento que nos pueden aportar tanto a los usuarios como a las organizaciones.

Ahora se trata de que cada organización se analice a si misma, su estrategia, sus procesos, sus clientes, sus proveedores, etc. y vea como puede obtener el máximo partido de toda la información que dispone y de toda la que está a su alcance. Sin perder de vista el cumplimiento de la normativa asociada a los datos como son los aspectos legislativos de privacidad.

La organización deberá disponer de herramientas que le permitan agregar, conectar, integrar y analizar estos datos para obtener el conocimiento que le dé una ventaja competitiva, una mejora del servicio, le posicione como líder de su sector y le permita preservar en el tiempo esa posición.

Este proceso de análisis será distinto para cada organización y sector. Los modelos de análisis dependerán de como esté distribuida la información (concentrada vs. fragmentada), del tipo de datos (estructurados, no estructurados), la fuente de los datos (interna, internet, proveedores, mercado, etc.), la calidad del dato (online, histórico, actualizado, etc.) y sobre todo de nuestra capacidad de analizarlos y extraer conocimiento y valor que facilite la toma de decisiones (nivel de producción, almacenamiento de materias primas o de producto final, campañas de marketing, etc.) y el cumplimiento de objetivos (reducción de inventario, aumento de ventas, mejora del rendimiento, etc.).

Big Data & Cloud Computing

Para todo esto, se necesitan unas plataformas que puedan realizar este trabajo: almacenar y analizar estos datos. Unas plataformas para las cuales la escalabilidad no sea un impedimento sino una característica. Una respuesta al reto que supone obtener valor de Big Data son los servicios cloud. El cloud computing ofrece capacidad ilimitada de almacenamiento y cómputo para alojar los datos y hacer correr la solución de análisis, una gestión automatizada de todos los recursos sin limitaciones a formatos.

Analicemos como podemos aliarnos con Big Data y aprovechar las oportunidades que nos ofrece.

¡Big Data ya está aquí!

OTROS POSTS

Enlazados en